Consejos clave para permanecer sanos con un estilo de vida ocupado

El ritmo de vida que llevamos se acelera cada vez más, y tomar buenas decisiones con respecto a lo que hacemos y consumimos no siempre es fácil, en particular si nuestra agenda está llena de cosas por hacer y decisiones por tomar. Si llegamos fatigados a casa en la noche luego de un largo y ajetreado día, tendemos a acudir a la comida chatarra y al sofá como una manera de sentirnos más cómodos.

Pero este tipo de hábitos no son sostenibles a largo plazo. Hay muchas cosas que podemos hacer para mejorar nuestro estilo de vida, que no tienen que quitarnos demasiado tiempo y energía, pero que pueden traer cambios significativos a nuestra salud.

  • Si el trabajo no está demasiado lejos, ir en bicicleta o caminar, al menos un par de veces a la semana, nos ayuda a mantenernos en movimiento y no toma demasiado tiempo extra -de hecho, en ocasiones puede servirnos para evitar el terrible taco de la hora punta, que solo trae estrés adicional a nuestro sistema.
  • Reemplaza tus snacks tradicionales con alternativas más saludables; por ejemplo, si te gusta el chocolate, elige uno con mayor contenido de cacao (sobre 70%) y sin azúcar, o prepara unas deliciosas barras de cacao y dátiles, que tienen proteína y grasas saludables para tu organismo.
  • No te saltes el desayuno: mucha gente cree que eliminar una comida puede ayudarles a perder peso, pero esto es una pésima decisión. El desayuno es la comida más importante, dado que te proporciona la energía que vas a requerir para el resto del día. Incluso si no tienes tiempo de prepararlo, puedes pedir desayuno a domicilio a tu casa o trabajo a través de servicios como PedidosYa.
  • Recuerda tomar agua: Tomar suficiente agua durante el día es un hábito sumamente importante y simple que, sin embargo, suele costarnos mucho. Puede ser tan sencillo como llevar una botella de agua siempre contigo y tenerla visible en el escritorio, o utilizar una aplicación en el móvil que te recuerde varias veces al día que necesitas ingerir agua.
  • Haz una cita médica preventiva. Es bastante probable que la última vez que te hiciste un chequeo médico haya sido… hace demasiado tiempo. Es importante ir regularmente al médico (al médico generalista, al odontólogo, al oftalmólogo, y etcétera) para asegurarnos de que nuestros exámenes periódicos están al día, y para detectar cualquier problema a tiempo. Hoy en día, la mayor parte de las enfermedades son curables o tratables, siempre que se detecten a tiempo.
  • Estimula tu mente: Uno de los factores más importantes para mantener la mente joven -junto con la alimentación, el sueño y el ejercicio- es mantenerla activa. Hay un millón de alternativas en línea, gratuitas o muy económicas, para continuar aprendiendo desde cualquier lugar y a cualquier edad. Hacer cursos en línea sobre los más variados temas, o aprender un nuevo idioma, son formas de seguir siendo mentalmente ágil y mantener a raya los problemas de la memoria.
Te puede interesar …
Está claro que no todos miramos el mundo con los mismos ojos, y lo que
La experiencia de pérdida es algo que cruza a todos los seres humanos, afectando a
Las personas de la tercera edad son cada vez más activas. Hoy participan en numerosas
Octubre es el Mes Internacional contra el Cáncer de Mama. Si bien hoy existe más
La concentración es fundamental para el aprendizaje y afecta directamente el desempeño académico y laboral.

Comentarios