Comunidades del Valle de Chalinga tras homicidio: Nos molesta que la autoridad se mantenga indiferente

“Resulta cuestionable que Tres Valles desconozca el uso de arma de fuego como herramienta de guardia” señalan en un comunicado, 12 organizaciones de Salamanca.

Este viernes, 12 organizaciones de Salamanca, dieron una declaración pública en relación al caso de homicidio, en que un guardia de la Minera Tres Valles disparó directo a un comunero de la localidad de Manquehua, en el Valle de Chalinga.

12 organizaciones de Arboleda Grande, El Estero, Villa El Pardo, Chalinga, Luisín Landaez, Huanque, Cunlagua, El Señor de la Tierra, El Boldo, Manquehua, San Agustín y Chuchiñí firmaron el escrito.

En la declaración, lamentan el homicidio, solidarizan y exigen un reparo a la familia, e incluso cuestionan la actitud y “subjetividad” de Tres Valles frente a la investigación que lidera la Fiscalía Local de Illapel. Además, exigen al Gobierno una intervención “inmediata”.

“No es normal igualar un homicidio cobarde a una lesión leve, por el sólo ánimo de justificar un crimen” señalan en el escrito, en alusión al comunicado emitido por la Minera Tres Valles”. “Es oportuno reflexionar, en todas sus dimensiones, sobre cómo “nos recibe” Tres Valles”.

“Nos preocupa que la empresa entregue antecedentes subjetivos, en medio de una investigación que requiere la rigurosidad absoluta de las partes”.

El cuestionamiento a Minera Tres Valles es claro: “El acto criminal, demuestra una vez más, cómo percibe a la comunidad la empresa Tres Valles. Y manifiesta la necesidad de una intervención seria por parte de las autoridades, que hasta ahora no se han pronunciado en relación al hecho, a pesar de su gravedad”.

En esa misma línea, exigen la intervención del Gobierno. “Exigimos un pronunciamiento y la intervención inmediata de las autoridades de Gobierno”.

DECLARACIÓN PÚBLICA

En relación al homicidio de nuestro vecino Nelso Carvajal por el disparo perpetrado por un guardia de Minera Tres Valles, el pasado domingo 3 de noviembre, las comunidades del Valle de Chalinga, dan a conocer a la opinión pública lo siguiente:

1.      Lamentamos la muerte de nuestro vecino de la localidad de Manquehua, Nelso Enrique Carvajal Pizarro y solidarizamos con su familia. Es un acto cobarde, dispararle por la espalda, más aún,si es directo a su cabeza, como lo confirmó la Fiscalía de Illapel en sus declaraciones del día lunes 4 de noviembre del 2019.

2.      Condenamos enérgicamente la actitud indolente de Minera Tres Valles, expresada a través de un comunicado emitido el pasado domingo. No es normal igualar un homicidio cobarde a una lesión leve, por el sólo ánimo de justificar un crimen. Nos preocupa que la empresa entregue antecedentes subjetivos, en medio de una investigación que requiere la rigurosidad absoluta de las partes.

3.      El acto criminal, demuestra una vez más, cómo percibe a la comunidad la empresa Tres Valles. Y manifiesta la necesidad de una intervención seria por parte de las autoridades, que hasta ahora no se han pronunciado en relación al hecho, a pesar de su gravedad. Nos molesta que la autoridad se mantenga indiferente, mientras es de toda lógica, la necesidad de revisar todo protocolo de seguridad en espacios comunes, donde transitan la empresa privada y comunidades rurales propietarias de estos espacios. Es importante señalar que nunca se les informó a las personas hasta donde existía el libre tránsito, exponiendo a la comunidad a situaciones fatales, como las ocurridas el pasado fin de semana. Exigimos un pronunciamiento y la intervención inmediata de las autoridades de Gobierno.

4.      Resulta cuestionable que Tres Valles desconozca el uso de arma de fuego como herramienta de guardia. Y más aún, la carencia de un examen psicológico a personas que cumplen labores fundamentales, en relación al espacio externo de sus instalaciones. Es oportuno reflexionar, en todas sus dimensiones, sobre cómo “nos recibe” Tres Valles.

5.      Sabemos que nada le dará el suficiente consuelo a la familia de Nelso, pero exigimos que la empresa repare -en una justa medida- el dolor, sin la necesidad de esperar una acción judicial.

6.      Nuestra Constitución consagra ante todo el derecho a la vida. No podemos tolerar, bajo ninguna circunstancia, sobreponer ante el derecho a la vida,el derecho a la “propiedad”. La fuerza fue desmedida y causó un daño irreparable.

Como comunidades del Valle de Chalinga, nos mantendremos en alerta, a la espera de acciones inmediatas.

Te puede interesar …
La Escuela Matilde Salamanca y los colegios Cumbres del Choapa y San Sebastián fueron parte
El acuerdo permite que estudiantes técnicos de enfermería nivel medio, mayoritariamente del área rural de
Si en años anteriores estaba en duda, este año, ni por un segundo se pensó.
En la sede social del sector se llevó a cabo esta la segunda jornada de
La empresa debía habilitar la ruta sin trabajos pendientes, sin embargo, al recorrer la vía

Comentarios